miércoles, 26 de octubre de 2016

EN EL CENTRO COMERCIAL

No soy fanático de los centros comerciales, ni puedo negar que me gusta visitarlos: comprar algo, comer en la feria, ver algún film, encontrarme con…
Ayer estuve en uno (en buena compañía). Nuestros sentidos se dieron banquete, aunque no todos: los olores de los negocios de comida, las imágenes de las vidrieras y aparadores, el subir y bajar las escaleras mecánicas…
¡Un día diferente!

NO BASTA SABER A LEER

Mientras esperaba entrar al negocio que tenía harina de maíz (sólo dos por persona), de esas que se consiguen gracias a la empresa privada, me vi en la urgencia de una necesidad. Busqué un baño y me topé con un letrero. Al no encontrarlo pregunté al vigilante y este me informó que me había equivocado, lo que refuté mostrándole el aviso que dice: "Ruta de evacuación"...

miércoles, 28 de octubre de 2015

JAQUELINE DE LOS RÍOS

Enviado al IV Concurso Internacional de Microrrelatos
Museo de la Palabra (Nov. 2014).

Ella es una moderna musa convertida en poesía. Hace milenios que escribe su historia con palabras de colores y símbolos que entonan melodías que mueven las nubes y aclaran los días lluviosos, mientras sus frases dan vida a los afluentes del mar de la escritura.
Un día el templo de la prosa le cerró las puertas, pero no por despreciarla, sino para que no dejara al mundo sin la belleza de su arte. Sabios los dioses la coronaron con las espigas del triunfo y hoy su brillo forma parte de las constelaciones que los antiguos iniciaron.

EL PERRITO

Enviado al IV Concurso Internacional deMicrorrelatos
Museo de la Palabra (Nov. 2014).

El cachorrito es juguetón y olfatea los rincones de la calle donde fue abandonado, dejando de ser “perrito de raza” para convertirse en “perro callejero”.
Una pareja con dos hijos (un militar viviendo en otra ciudad y una hija casada con un ruso, residenciados en Estados Unidos) camina en busca de pan.
Hace tiempo dejé de verlos, pero conozco sus historias porque yo las escribí…
Cierto día la señora salió como de costumbre, topándose con el cachorro e ignorándolo al pasarle por un lado… Transcurrido algunos días el cachorrito la saca todas las tardes a pasear.

lunes, 23 de febrero de 2015

VENCEDOR

Enviado al III Concurso Internacional de Microrrelatos
Museo de la Palabra (Sept. 2012):

Sir Alberto de Catia, Lord de Altavista y San Pedro… ¿Qué me diferencia? Que tuve padres. Por generaciones lideramos batallas ganadoras (o no estaría por estos lares). Por generaciones la Flor de Cayena el símbolo oculto descubierto.

Salido al campo, resultado victorioso. Unido a las redes en telarañas conocido. En las ondas navegando con éxito.

Rodeado y cercado por amigos los enfrenté con valor y arrogancia. Sin ser jinete ni contar con caballo famoso… pero no hay pero que valga… banderín al ristre cabalgué al oriente.

Hoy vencedor descanso y me preparo para el próximo festejo.


MIRADA

Enviado al Concurso Internacional de Microrrelatos 
Museo de la Palabra (Sept. 2012):

Ella es una deportista muy bella. Corre por las calles de mi ciudad aun con pies convalecientes. Ganadora y no-ganadora, pero participante. Mucho ánimo y carisma.

Le gusta el mango y la buena mesa. No teme a los ratones y le asquean las cucarachas.

Hoy la he visto transitar por su acera. Un caminar de vaivén que va y viene. Me ha sonreído, le respondo y continuamos nuestros destinos.

En la distancia me giro para mirarla. Ella en la misma distancia continúa indiferente… le vuelvo a sonreír…

lunes, 4 de agosto de 2014

AGUA Y BAILE


En las fiestas de adultos cuando hay niños estos juegan y corren hasta cansarse. Se atraviesan entre las parejas que bailan. Van a la mesa donde pueden tomar refrescos o alguna otra cosa: dulces, pasapalos… mejor, sólo dulces… Juegan a las persecuciones sin preocuparse por sus padres… Bueno, hasta que los ven bailando. Allí comienza el drama, principalmente cuando se involucra “Edipo”. El bendito muchacho se cuelga de la ropa, le abraza una pierna (a veces hasta las dos), llora… y algunos hasta patalean.

Conozco al amigo de un amigo al cual el hijo de su hijo le hace esas mismas jugarretas, menos la última. En cada fiesta era el mismo espectáculo… hasta que dieron con una solución mágica, y diversión para el muchachito: sentarlo por ahí, darle dos vasos con agua, para que pasando el líquido del uno al otro el también pasará el rato. Esos momentos, ellos, los padres, los aprovechaban para “echar un pie”…

Todas esas cosas que de niño se realizan quedan como aprendizaje, por eso de allí los beneficios de los juegos infantiles…

Termino este cuento que me contó el amigo de un amigo que le ocurría al hijo de un hijo suyo y me voy a la cocina a mezclar una limonada utilizando dos vasos…

jueves, 26 de diciembre de 2013

PERLA BRILLANTE

Lo he dicho antes y me provoca repetirlo: ninguna autopista ni camino es obstáculo para que yo vaya a donde quiero, sea presente o diferente, aquí o diferente. Sólo tengo que vestirme, ir a uno de mis establos y dejar que vuele mi cabalgadura.

Por una extraña razón que, por supuesto, no me es extraña me tocó transitar entre las nubes del tiempo, y por cierta lógica, del espacio. No puedo definir la época, pero sé que muchos hombres volcaban su espíritu hacia el dios de su preferencia: Marte, Yahvé, Zeus, Venus o Magdalena…

Mi momento no pudo ser el más oportuno: el nacimiento de una que en el futuro muy lejano (para ella) sería la luz de un amanecer, la estrella de fuerte brillo que desde el norte guiaría a los viajantes. Desde ese momento y por siempre su belleza sería poco común, una perla entre las joyas… Con el correr de los años tendría su propio templo e inspiraría poemas, sueños e ilusiones.

El ambiente era de fiesta en donde los dioses danzaban de alegría, felicidad y envidia algunos (solamente algunos). Los mortales también celebraban y desde ese momento erigieron el antes templo…

Era el instante de regresar. Volví a mi cabalgadura. El tiempo y el espacio formaron de nuevo parte de mi entorno. Cerré los ojos y al abrirlos… de nuevo en mi presente.


Salí y me quedé mirando el cielo de infinitas estrellas y brillante luna que dejaban una huella más en mis excitados pensamientos.

miércoles, 16 de octubre de 2013

MIS TÍOS


Dedicado a ellos. Carmen, Rafael, Jorge, Gloria, Carmen y Cruz.
Agustín, Matilde, Martha, Antonio, Luis y Polo.

Mis tíos son seis… (Cierto, mi mamá no cuenta como tía)… Todos conocidos, primeramente a mi mamá. Luego ellos a mí, aunque no sé en qué orden. A todos los recuerdo con mucho cariño, ha sido un disfrute a través del tiempo.

La de los constantes granos negros en las comidas y sus “amenazas” de guindarme en el techo por alguna travesura.

El que convivió con nosotros. Con su sonrisa especial y su voz pausada. Fiel a sus visitas.

El alto de hablar pausado, siempre elegante en los momentos especiales. Pendiente de la unión familiar.

La que participaba en el “desorden” y de exquisita cocina. Siempre cercana.

La “maraca”. La que me corretea cuando la capturo con la maquinita de tomar fotos. Siempre pendiente.

Como dije antes, diez tíos, pues con mucho orgullo cuento a las parejas que les conocí, esas a las que no le di calificativos, pero sí el sentimiento, el cariño y el aprecio que compartimos. Conmigo ellos siguen estando presentes en cada pensamiento y en cada actuación.

viernes, 11 de octubre de 2013

EL HOGAR DE MIS ABUELOS


El viaje duraba un día o unas horas. La estadía siempre fue placentera, bueno, salvo cuando enfermé. Conservo hermosos recuerdos. Para empezar, mis abuelos siempre se alegraban al recibirnos: tenían la calidez de mis abuelos. Su casa con paredes de bahareque y techo de tejas, sencilla con el taburete en la entrada. El terreno con la cerca delimitadora adornada con ramas y hojas de esas matas que eran ramas y hojas.

El gran árbol y la canal con apenas su telita de agua nos indicaban que habíamos llegado. Canal que venía desde el viejo embalse y telita de agua que podía apreciar una vez que me acercaba a su borde.

La pequeña puerta de tablas, tal vez sólo para que no escaparan las gallinas. Los caminos y el tanque pequeño donde una de mis hermanitas compartió con nosotros su susto al caer en él. La banqueta en el recibo, en ambiente con la cocina y su fogón de leñas, las que subíamos a buscar entre las matas del fondo, esas mismas que nos ocultaban cuando requeríamos de un espacio para satisfacer ciertas necesidades del organismo.

Era una casa inmensa a mis ojos de niño que cada año en vacaciones visitaba con mi mamá… hoy no existe… Tras la puerta la cama ocupando el mayor espacio. Siguiendo el pasillo de tierra la habitación del abuelo. Al lado la de los santos flanqueados por la pequeña ventana; y al lado el cuarto del baúl también con su pequeña ventana.

En el patio trasero las matas de jobo y el tanque grande recolector de las aguas para la cocina y la sed.

En las mañanas, tempranito, estaba lista la avena y la cuchara con aquel gran orificio en su mango para más tarde la arepa con queso y mantequilla… ¡Ummm…! Después bajar al mercado en aquellas camionetas con sus laterales de madera a comprar el pescado para el sancocho y la cena. Las tardes para el juego, el recorrido y el aseo en el tanque grande… La noche, por ser las fiestas de la Virgen del Valle, para caminar por la plaza, visitar la iglesia, bailar en los clubes (¡ojo!, esto para los adultos mientras de niño tomar refresco y corretear) y divertirse en el parque mecánico…

Todo antes de regresar a Caracas… Nostalgia por aquella época en el Valle del Espíritu Santo en la isla de Margarita en el hermoso hogar de Elvira, Fermín y Ramón, (Ramón, primo convertido en hermano al venirse con nosotros), hogar con techo de tejas y paredes de bahareque.

jueves, 15 de agosto de 2013

ELLA ES TODA UNA DAMA

Teníamos unos treinta años. Ella era toda una dama: me pagaba el paisaje, me cedía el asiento, me permitía pasar de primero, me brindaba el café…

Era agradable caminar bajo la lluvia. Mi impermeable alargado y mi paraguas me protegían del agua, mientras ella caminaba a mi lado.

Recuerdo con mucho cariño la ocasión en que cómodamente sentado yo miraba pasar los otros vehículos y ella estuvo a punto de caer debido a un brusco frenazo. Ese día le aconsejé que no continuara viajando de pies.

Otro momento grato fue aquel en el que levantándonos muy de madrugada y en el que ella faltando a su trabajo fue hasta el registro público a hacer la cola para que a media mañana cuando yo llegara no tuviera que esperar demasiado.


En una de nuestras conversas, de esas en las que se habla de vida en pareja, matrimonio, etc. me dijo que desconocía lo que se ha dado en llamar los oficios del hogar. Le comenté que a pesar de su importancia no era relevante para un acuerdo, que se podía contratar a alguien para que le enseñara… es una dama y desde ese momento no he vuelto a saber de ella…

miércoles, 31 de julio de 2013

SABES, HECHOS POSIBLES

Dijo el árbol al ave ausente que una vez voló entre su ramaje:

Es posible que nada signifique para ti de cuando un tiempo compartimos sol, viento y estrellas.

Es posible que a tu partida dejaras de recordar las tonalidades verdes de mis hojas.

Es posible que alguna corteza trajera a tu memoria un pensamiento grato que al instante se alejara como la sonrisa que tal vez esbozaste.

Pero es un hecho que aún recuerdo la brisa, la luz y la sombra que nos cubrieron.

Es un hecho que las tonalidades de mis hojas están asociadas a tu canto y a tu plumaje.

Es un hecho que son muchos los momentos gratos que me hacen sonreír y reír desde que una vez conmigo anidaste.

Sabes. Son un hecho mis dos estaciones de flores, de viento, de luz y de luna que vivo comparto.

Sabes. Es un hecho que el bosque que habito no tiene cuatro estaciones. Invierno y primavera son infinitos.

Sabes. Son un hecho que algunas cosas sean posibles…

El árbol continuaba mostrándose majestuoso...

miércoles, 26 de junio de 2013

COLOR DE NOCHE NUEVA

Por supuesto que ella sola no va a andar por ahí atrayendo la mirada... Detrás de ella otras prendas de noche nueva o de fresa madura que en su ausencia dejan volar la imaginación... Y muy dentro de ellas quien les da vida y razón de ser...

Se ajustan a sus formas y resalta su figura, mientras el atardecer o la noche comienzan a nublar la mente, la montaña se convierte en poema y la luna llena es escoltada por infinitos luceros.

Ni aun el tiempo la desplaza. Ella está con su andar efímero y su deshacerse en el espacio sin desaparecer...

lunes, 3 de junio de 2013

CRIMEN DE SANGRE

Desde comienzos de la prehistoria se ha condenado el derramamiento de lo que se ha dado en llamar la “misma sangre”, sin embargo, son muchos los que han realizado actos tan cuestionados y hasta que aún lo hacen.

Dije “desde comienzos de la prehistoria” porque cuentan del que mató a su hermano por envidia, ya que el dios que adoraban tenía preferencias por el que llevó la peor parte. Una quijada de burro fue el arma homicida. El criminal fue descubierto sin muchas pesquisas, y aunque fue condenado anduvo libre el resto de su existencia (imagino que no era fácil colocar barrotes en los árboles). De acuerdo a las tradiciones eran cuatro habitantes, o sea, el crimen se ubicaba en un veinticinco por ciento de la población).

 Pero me salgo del tema…

Los comentarios vienen al caso porque he sido quien “ha derramado su propia sangre” y no es que me haya cortado o algo parecido…

Eran once y diecisiete de la noche (seguro de la hora porque un zancudo impertinente perturbó mi sueño con su “zumbar” y no pude evitar mirar el luminiscente reloj). Por lo demás todo silencioso.


Me levanté fui por un vaso de agua, volví y me acosté. Pronto a conciliar el sueño el zancudo regreso con el “zumbao”. No lo pelé: de un solo aplauso en mis manos quedaron las partes desmembradas de su cuerpo, así como la sangre que momentos antes “le done” Maté a quien tenía mi sangre.

jueves, 28 de marzo de 2013

UNA IDA AL PARNASO

Caminaba por los límites de mi castillo. La luz enceguecedora. El resplandor abarcó kilómetros, mas sólo yo lo percibí.
 
- Id en busca de Lady Jaqueline.
El mensaje claro me llevó a mis establos. En maravillosa cabalgadura con rumbo conocido… Días de andanza que en pocos minutos me trasladó a través del tiempo. Mensaje para una de las guerreras de la historia… Quedé prendado (siempre lo estuve). Era la libertadora del héroe, pero venida de mi presente.
 
- Id en su busca. La habréis de conocer porque es hermosa.
 
Las doncellas ocultan sus rostros tras abanicos, mientras ella en sencillo carruaje recorre los caminos. Los pueblos la aclaman y ella evidencia a los malvados que envían flores.
- Id. Su poesía inspira al valor y al miedo haciendo de ellos uno para acometer con ímpetu.
 
De los Ríos traerá a la luz a aquella señora para que todos sepan que el mesías de las tradiciones, como todo grande hombre, tenía a su dama (y no precisamente era su madre).
 
- Y venid. Colocad uno de sus bordados en vuestras riendas para que ondee al viento como las olas en playa intranquila.
De regreso en mi tranquilo corcel. No cuento con el mensaje entregado, mensaje que no me pertenece ni me pertenecía.
- Descansad de vuestra jornada, habéis cumplido.

miércoles, 27 de febrero de 2013

PAÍS DE FLORES

Un caminante que había paseado por diferentes miradores. Desde las alturas podía ir disfrutando del paisaje que brindaba mi ciudad.
 
Mi andar comenzó temprano, cuando el Sol llevaba casi medio camino andado. El cielo, a esas horas, azul, un poco despejado y con la brisa que acariciaba el rostro. A medida que ganaba en distancia y cansancio ganaba en alturas y descubrimientos.
 
Llegando en la tarde y cuando el horizonte anaranjizado, las luces, tus luces, se iban encendiendo, momento en el que por primera vez mis emociones, las verdaderas emociones brotaron. Allí me detuve entre hojas, matas, ramas, algunas flores y algún árbol que se proyectaba en su sombra.
 
Por largo tiempo esperé mientras más luces se aparecían una tras otras. Arriba otras también se unieron al coro de destellos que se adentraban en mi espíritu. Continúe la marcha con la seguridad del camino elegido y el placer del recorrido…
 
Han pasado muchos años y he vuelto a recorrer esos caminos. Son otros verdes, pero siempre verdes y nuevas sombras. Los miradores han cambiado de lugar sin moverse, aun cuando el sendero me lleva por los mismos caminos y las mismas horas. Desde mi nuevo horizonte continúo viendo a mi ciudad, mi hermosa ciudad, esa que muy pronto estando cerca estará a la distancia.

Me siguen emocionando esos destellos rojos que se desplazan raudos. Los titilares de antaño y los nuevos que la hacen más misteriosa, esos que en sus cerros siguen subiendo. Volteo y hoy es la luna la que se apodera del brillo de la noche.

miércoles, 13 de febrero de 2013

EL DÍA DE LOS ENAMORADOS


-    ¡Buenas tardes, señor…! Permítame… Pase adelante…

-    Oye, Marcos, ¿han llegado los otros?

-    ¡Oh, sí, señor! Sólo faltaba usted, y llegó puntual…

      …

-    ¡Señores, buenas tardes…! Comencemos…

-    Caballeros, mis ventas han bajado mucho en esta fecha. Ya no es como antes… ¿Qué está pasando?

-    Que la gente se está enamorando menos.

-    Pero tenemos que hacer algo al respecto.

-    Tengo una idea: cambiemos la definición.

-    ¿Cómo así?

-    No te preocupes, es fácil... Todos saben que ese día, el de san Valentín, es el día de los Enamorados, no es otro, y ha sido así desde mediados del siglo diecinueve… bueno, que desde ahora sea el día de los enamorados… y los amigos…

-    ¡Buena idea! Pero, ¿por qué no “el día del amor y la amistad”?

-    ¡Excelente!

-    ¡Fantástico! Así muchos tendrán una razón para regalar a alguien, ya sea por especial o por transmitir algo… O sea, más excusas, más ventas…

-    A partir de mañana empezaré a cambiar vitrina.

-    Transmitiré la información a las agencias de publicidad.

-    Bien, señores, nuestros negocios van a mejorar…

      …

-    ¿Ya se retira?

-    Sí, Marcos… ¡Ah! Por cierto. Siempre recuerda: el 14 de febrero es el día de los enamorados.

-    No lo entiendo, señor…

-    No importa, sólo recuerda lo que te acabo de decir.…

martes, 12 de febrero de 2013

CADA LIBRO ES UNA AVENTURA

La lectura es una acción agradable. Cada libro un suceso: vivimos, nos transportamos, viajamos por mundos y dimensiones. Cada uno es único, uno mismo es diferente en cada lector. Difiere en las etapas de nuestro transitar. Un libro leído veinte años ha es otro cuando volvemos a él…

Me ha ocurrido algo extraordinario. Una distancia considerable. Vinieron a mí, recuerdos. Experimenté una nueva aventura: sentado en un local de comida rápida (de esos en los que en largas colas y en seleccionar entre pocos menúes, pero incontables opciones se nos va parte del tiempo) he tomado uno de los morrales mientras los niños juegan en el parque. Al abrir uno de ellos (de los morrales, no de los niños) me he topado con una sorpresa…

Entre mis manos pasaron las hojas y con la mirada las páginas. Allí estaban las mismas oraciones, las mismas palabras. Otros significados: “mimo a mi mamá”, “papá lima la pala”, “chino”, “cacho”, “coche”…

Vuelvo a guardar el libro y dejo que mis emociones vivan su experiencia…

miércoles, 12 de diciembre de 2012

FIN DE SEMANA



Que he salido a cabalgar y recorrer un lindo pueblo montañoso. Debido a la estrechez de sus calles mi cabalgadura descansa en un establo de esos que se encargan de su cuidado. Sus habitantes viven del comercio, sobre todo de frutas, verduras y una que otra baratija.

Que me ha llamado la atención una gran cesta de durazno que se ven frescos y provocativos. Mas de momento he decidido no comprarlos, antes quiero recorrer y comparar. En cada puesto variedad y economía van parejos entre un local y otro. El paisaje hace placentero el paseo. Al fin he decidido por una de las cestas. La tomo entre las manos y me percato de su pesadez. A medida que avanzo en el regreso caigo en cuenta de lo mucho que camine y de como mi carga no es nada cómoda ni liviana. Reflexiono por el camino y me digo: ¿Cómo es posible que habiendo tantos lugares haya escogido el más lejano para adquirir tan delicioso manjar? Ahí mismo me doy la respuesta: folklórico…

Colocó de manera segura mi dulce cargamento, pago por el cuidado del caballo y me dispongo a partir. Justo en ese momento lo inesperado: comienza caer una pertinaz lluvia. Precavido cargo conmigo un paraguas… pero me niego a sacarlo, no quiero mojarlo.

Sigo cabalgando y disfrutando del hermoso paisaje, de valles, montañas, cielo y nubes que se encuentra a mi paso.

domingo, 4 de noviembre de 2012

VOTACIONES

Al día 7 de 2012

Muy temprano cabalgué a mi centro de votación. Eran las nueve de la mañana. “Hubieron” madrugadores. A la media hora de mi llegada, no de haber salido, aún formaba parte de la hilera de gente que estaba en lo mismo.

El Sol radiante como un día de playa sin mar ni toldo ni silla ni playa… Pero, ¡A buena “gentará”! Viéndolos a todos pude comprobar “en situ” que no pertenecemos a la “raza” de los reptiles, ya que buscábamos las sombras y por eso confundíamos unas filas con otras.

El ambiente físico agradable: una gran plaza “full burda” de árboles. Es domingo de octubre y parece un domingo en donde muchos salen a conectarse con este tipo de áreas recreativas: las plazas…

La gente es el único y verdadero corazón de mi pueblo, no hay otro…

Aquí todos conversan con cordialidad. En algún momento las quejas de una chica que gritaba porque al parecer le cayó un animalito de esos que caminan en tira y encoge que al maltratarlos se vuelven papilla…

Tiempo después de haber interrumpido el relato para entrar al área de votación y de haber cumplido con mi deber voluntario en un procedimiento sencillo y presto, salí con el dedo (parte de él) pintado del color del traje del nazareno.

Caminé por las calles tranquilas hasta mi hogar (luego de tres horas de ausencia). Llevaba conmigo un poco de hambre de almuerzo. Encontrando finalmente una agradable sorpresa: todos estaban cumpliendo la misión, así que opté por dormir un rato y despertar y terminar este relato…

lunes, 30 de julio de 2012

LAS CINCO NOTAS MUSICALES

Dedicado a los niños Karla, Sara, Ramsés, Fabián y Camila.

En días que pasaron visité un lejano país que canta con notas que difieren a las musicales nuestras. Las llaman Notas de las “A”. Los músicos manifiestan sus preferencias por una u… pero todas consentidas.

“Kar”, la nota mayor, la de los temas contemporáneos, entre la guitarra eléctrica y el sintetizador. Las de las canciones modernas… “Sa”, la traviesa (en su buen sentido). La nota que pone la nota en las fiestas. Protagonista en comparsas y espectáculos. Con su hermana “Ca menor” en ferias y fiestas de pueblos. Viento y percusión los instrumentos de preferencia… Para las melodías de calma, relax y descanso está “Sau” o “Ram” como gustan de llamarla. El arpa, la flauta pan, las elegidas… Finalmente “Fa” para las sinfonías. Alejada del común, exitosa en las élites académicas, con los encantos que aplauden y gustan a la gente…

Días nutritivos que colman mi espíritu de lo grande: la alegría. Que completan mi felicidad como agua junto a las comidas. Ellas fueron llegando cuando otras se alejaban y dejaba de escucharlas... Diferentes e igual de grandiosas…

En mi regreso canté con las notas tradicionales de mi pueblo.

jueves, 14 de junio de 2012

LA MAJA DEL ARCO


A días que fui adonde mis caballos se guarecen de los elementos que podrían afectar sus saludes. Escogí al que me acompañaría. Entre todos los caminos placenteros tomé el que quise, al paso del trote hasta donde llegué.

Con la cabalgadura a buen resguardo me encaminé al edificio cercano, casa de un prócer remodelada en museo. Exponían una pieza artística salida de dos grandes creadores, herencia de lustros... Y no podía ser de otra manera.

Ante el cuadro... (No logro expresar lo que sentí al verlo la primera vez, y lo que siento al observarlo una y otra)… ¿He dicho que la maja me tiene loco? Bueno, no es cierto. La locura la causa la modelo que ha posado para tan maravillosa pintura. En las pinceladas se adivinan el bronceado de unas piernas que resaltan lo hermoso de su presencia. Belleza que la cabellera, la sonrisa pícara y el rostro hacen brillar, y que aumenta mientras se le contempla.

Una de las creaciones más bellas. Una joya en la vitrina a la que sólo se accede a través de los cristales: con la mirada y desde lejitos...

Me resta partir con los pensamientos vagos y solitarios. Mi hora del regreso de volver sobre camino asfaltado. Jinete sereno que se acompaña con la imagen que la fantasía ha pintado… La sombra oculta bajo el caballo se protege del sol.

domingo, 27 de mayo de 2012

MUJERES INTELIGENTES


En días pasados una hermosa doncella me hacía comentarios que llamaron mi atención. Mujer inteligente de aspecto y actuación felices.

Aún transcurridos hasta hoy los que anteriormente expresé me mantengo pensativo. Ella tenía sus razones algunas comulgantes con las mías. Por ejemplo (antes una nota, lo que viene lo dijo ella, no yo):

-    Algunas mujeres se sienten frustradas porque el hombre que tienen al lado o el que las echó a un lado no es el príncipe azul que ellas esperaban… Bueno, y ¿quién les dijo que los príncipes son azules? Tal vez antes, cuando reyes y príncipes eran los “elegidos” de dios, en movies o en comics… Si hubiesen buscado a un hombre real y de sangre roja es posible que les hubiese ido mejor.

En ese momento me levanté y fui hasta el bar que ennoblece mi estancia de recepciones. Tomé dos tazas que había colocado encima. Con ellas me dirigí a la cocina por unas infusiones preparadas con anterioridad. De regreso y asiendo cada quien su bebida tibia, ella continuó con su charla (cons-te,-e-lla):

-    Otro punto y de paso lógico es el siguiente: para referirse a lo negativo que puedan tener, algunas mujeres dicen que “todos los hombres son iguales”… Bien, de ser cierto ¿no sería lógico que no escogieran, sino que con cualquiera les fuera indiferente? En una pregunta, ¿por qué y para qué seleccionan?

Mi bella dama reía mostrando lindos dientes (salvo uno cariado). Entre tanto en esos casos, con sendos argumentos yo nada refutaba... Y continuaba (yo no, ella):

-    Hay un actor-escritor que ha propagado la especie de que ningún hombre deja a una mujer, ya que es “cobarde” para esos menesteres. Que siempre es la mujer quien lo corre directamente o lo “maletea” para que se vaya… ¿entonces para qué y por qué tanta lloradera?

Ese día terminamos riendo. Hoy cuando lo recuerdo continúo riendo y sonriendo… (¡Ojo! Esas cosas las dijo ella)…

Saldré un rato a cabalgar por los alrededores de mi castillo y posiblemente le lleve un ramo de cayenas de las que florecen en uno de mis jardines…. Espero dejárselas a buen precio…

miércoles, 16 de mayo de 2012

DIECISIETES DE MAYOS DE MIL NOVECIENTOS Y TANTOS O AQUILES NO ME CONOCIÓ, PERO YO A ÉL SÍ

Él en su luna nueva y yo en mi luna llena. Nacimos un mismo día de una misma fecha con treinta y pico de diferencia. Le conocí dieciocho después y seguimos en nuestro trato indirecto treinta y pico todavía más. El folklore nos puso como patrón a Pascual de complemento Bailón. Su guía me llevo en algún momento a ser una persona superior

Auténtico poeta de su gente que en su quehacer y describir les mostró su credo. Que como un transeúnte sonreído se paseo por los pueblos compartiendo su saber, sus artes... (en uno de ellos conoció al Loco Juan Carabina).

Ruiseñor de Catuche que en la tierra enriquecida por tus lombricitas de edad temprana transportaste el polen para procrear las flores que habría de comer tu caballo que comía jardines

Acompañado del amolador que vive de fabricar estrellas de oro compartiste las cosas más sencillas, aún cuando a tu almohada se le botaban los sueños y por la única ventana el paisaje.

Poeta que mostraste a todos nuestra Caracas física y espiritual con su colección de cochinos tristes y otros cochinos. Que saludando dabas tu buen día, tortuguita y buenos días al Ávila. Que nos diste a conocer a las Muñoz Marín cuando salieron de compras, a los López cuando hicieron su fiesta y los Tragaldaba cuando preparaban la suya, sí, y a don Liborio en su velorio…

Compartimos una fecha, compartimos un país y una ciudad, compartimos una patria, pero quiero hacerte una pregunta:¿en qué tiempo bailaste galerón con una negra?

lunes, 14 de mayo de 2012

TENGO UN PARAGUAS NUEVO


Tuve contacto con él hace poco. Me llamó la atención su compactibilidad. Tiene el valor (color) sublime de un espacio infinito. Su mecanismo de una calidad excelente (las veces que lo he puesto a prueba así me lo demuestran) y digo ”puesto a prueba” porque no he llegado a utilizarlo, pues estamos en una época en donde los días son claros y las nubes sólo pasan dando su saludo y despertando la imaginación de quienes en ellas se deleitan viendo formas.

Desde la compra siempre lo llevo conmigo. Una correa lo abraza al bolso que se tercia sobre mí, manteniéndose siempre a disposición.

Desde la compra siempre lo llevo adjunto a mi cartera. Una correa lo abraza a ella y le mantiene siempre a mano.

Ayer venía por las veredas de un parque pensando en lo que siempre he sabido “por donde camino no llueve”. En ese momento comenzó una llovizna sorpresa, una garúa persistente de esas que “no mojan, pero empapan”. Tenía visos de convertirse en un gran aguacero. Mientras caminaba buscaba árboles, toldos, aleros o cualquier saliente por donde pasar para que no le callera agua a mi armadura ni a mi tampoco.

Era un largo trecho el que recorría y a veces corría. Mi paraguas que para el momento ya no era nuevo seguía a mi lado. Pensé en sacarlo, abrirlo y dejar que cumpliera su misión… pero, me dije: ¡No! No lo voy a utilizar. Si lo hago se me moja…

Estoy en mi castillo, me he cambiado la vestimenta toda enchumbada de agua y me dispongo a prepararme una infusión.

jueves, 3 de mayo de 2012

TRANSFORMACIÓN

Hay un instrumento muy simpático de simples abrir y cerrar que intercambia sus nombres dependiendo del clima, y sin dejar de ser quien es…

En la historia transcurrida convivían en armonía los lados femenino y masculino. Macho y hembra podían alternarse funciones y cumplir las correspondientes sin traumas.

Una diosa fue la creadora del mundo hasta que el macho se hizo con la supremacía… Y fue un dios el creador.

Hubo castraciones. De un mundo armónico el matriarcal y ahora el presente...

A eso vino mi “alto pana”, el de otro cuento: a armonizar los lados... pero el poder tuvo miedo. Saben que la armonía está en esposa y esposo, no en hijo y madre. Ese poder transformó a la esposa en madre para continuar su dominio. Se aprovechó del mismo nombre. Igual despreció a la madre como esposa…

Pero la transformó en el mito que perdura y que renacerá para volver al hombre a su humanidad. 

miércoles, 25 de abril de 2012

LA BODA


En una de mis tantas cabalgatas por el pasado asistí al matrimonio de un “alto pana”, un hombre excepcional que tres años de su vida (por desgracia los últimos) dedicó a que los seres humanos encontraran el mejor camino para vivir… No era un hombre con grandes riquezas ni un ser miserable. Era sencillo, hijo de padre y madre, humano y hermano…

Después de miles de años su mensaje permanece, aunque tergiversado por muchos imperios e ¿ignorados? por otros… Bueno, como dije al comienzo, estuve en su boda. Una celebración espectacular: “botaron la casa por la ventana”… Hubo un momento cuando las “bebidas espirituosas” se acabaron. Entonces mi “alto pana” dio instrucciones de ir a las vinaterías cercanas por más. Que nos lleváramos las vasijas vacías del agua y que las llenaran con el mejor vino. Así se hizo. La acción formó parte de la fiesta, y por eso también nos divertimos. Al regresar con las compras para el pana (bueno, para todos) le dije: acabas de convertir el agua en vino… Todos reímos de la ocurrencia.

jueves, 12 de abril de 2012

ASUNTO: PENSAMIENTOS, BRISA, NUBES Y SOL

Enviado al “XII Concurso Cartas de Amor” (13/02/2012)

Para: geshtinana@mirecuerdo.com                        Fecha: 14/02/2012

De: siralbertodecatia@turecuerdo.com

Asunto: Pensamientos, brisa, nubes y sol.

Hola, deliciosa Geshtinana. Imagino que te encuentras muy bien entre tus sueños y realidades cotidianas. Que aún contemplas al mundo desde tu ventana que siempre mira al norte por lo que para las salidas mañaneras o los ocultamientos de la tarde debes salir o voltear… Pero ese no es el tema que me hace escribirte, sino otro sencillo y hasta lleno de recuerdos. Antes quiero compartir contigo mi estado de ánimo en estos momentos, y una que otra pregunta que ocasionalmente me interroga.

Estoy en un sitio alto. Desde aquí puedo ver la ciudad y surgen espontáneos el comentario y la pregunta: ¡Qué hermosa es la ciudad! Desde mi atalaya edificios, techos y algunas vías con vehículos transitando. Pequeños seres en las calles cercanas en su ir y venir… ¿Qué es lo que es hermoso…?

El cumplir con una responsabilidad me llevado hasta donde estoy, y algo tan de todos los días a sentarme a desayunar. El ambiente es agradable y como dije antes, la vista reconfortante. El día es claro con nubes muy blancas y un sol que calienta. Mi estado de ánimo es sereno, tranquilo, feliz… De a poco fuiste llegando a mis pensamientos mientras yo retrocedía hasta mi adolescencia…

Tú, hermosa en tu sencillez, pendiente de un libro, de una tarea. Pendiente de una reunión de fin de semana. Aquellas veces en las que iba a tu casa con un ramo de cayenas que recolectaba con mucho cuidado, tomando en cuenta lo delicadas que son y que en el patio de mi casa aún florecen alegres. Tocaba a tu puerta. Me recibías amable, y desestimando mi presente decías: “yo quiero rosas”…

Ha pasado el tiempo… Mi patio hoy es un jardín. En tus jarrones resaltan claveles y girasoles que adquieres en la floristería cercana o en la carreta de flores que visita tu barrio cada semana. En tu porche una mata de cayenas adquirida en uno de los viveros de la zona…

También he sabido por amigos que llevas días pensando en tu pasado y esperando un futuro del destino sin transcurrir por el presente. Sombras que ya no están y no pueden protegerte del sol; nubes que no se han formado y no pueden refrescarte con su lluvia… Deja que la brisa te refresque. Recíbela sin cuestionamientos, sin contradicciones, sino como es: brisa. Verás que ella sí te refrescará y te dará protección como las sombras.

Geshtinana (cuyo tu nombre en tiempos antiguos representaba a la diosa egipcia del vino), no quiero despedirme sin antes dejar volar mis pensamientos porque encuentres aquello que siempre está a tu lado. Porque tus deseos se contagien de la energía universal y se concreten para ti trayendo con ello alegría a tu centro de reflexiones y sentimientos... y rosas a tu mesa…

La distancia nos separa, las tecnologías nos acercan. Somos virtuales en un mundo de ondas y electricidades. Mi saludo es cordial y cordialmente te digo hasta siempre…

Sir Alberto de Catia.